Tigre Capisero

Tigre Capisero

Impresión giclee 

Papel Moab entrada rag 300 g

Tamaño 41 x 55 cm

Edición de 100 copias

 

El jaguar me ha ayudado a descolonizar mi pensamiento.
En los primeros viajes entre el Vaupés y el Amazonas, empecé a escuchar de los tigres, la gente jaguar. Al principio creía que eran cuentos de Mitos o Leyendas, o solamente historias de origen. Pero aveces escuchaba de gente, que cuando enfermaba muy fuerte, las llevaban a donde los tigres.
Empecé a escuchar de los hombres jaguares, unas personas, (sobre todo ancianos), con poderes de otro mundo, capacidad de transformación en grandes animales, de curar gente chupando enfermedades y sobre todo con poder para curar el clima.
Yo crecí y viví en la ciudad mucho tiempo, estudié en colegio y universidad Jesuita y mi pensamiento como el de muchos de ustedes, se desarrolló bajo los paradigmas de un pensamiento racional, lógico, occidental, en donde la verdad se consigue corroborando un dato.
Empezó en ese momento un debate interno en mi pensamiento. La pregunta por si era ‘verdad’ o no la existencia de eso seres, si existe la magia, si es posible que eso ocurra. Mi lógica racional entró en corto circuito. Y por andar por ahí intentando resolverme esa pregunta, en ocasiones me perdía la oportunidad de compartir y aprender mas sobre ese universo.
Esa forma de racionalizar las cosas es debido a nuestros sistemas de educación en los que vivimos. Nos han hecho pensar que la ciencia son la verdad absoluta, y si no se puede probar, entonces no existe, o en el caso de las ciencias humanas: es folclor o leyenda. Y la verdad es que por no poder ser comprendida, muchas de estas tradiciones o paradigmas diferentes al occidental, fueron eliminados, negados u olvidados por la imposición del positivismo occidental y toda la colonización. En los pueblos nativos, como dice Silvia Rivera C., las cosas son y no son, pueden estar aquí y allá, o son multiples cosas.
No es que tenga algo contra la ciencia, estaría desconociendo el mundo en el que vivimos, sino que creo podria complementarse de una forma mas poderosa al contemplar estas otras formas de pensar.
Decidí dar un salto. Saltar a transformar mi pensamiento y de paso mi espiritualidad. Mi fe ahora habita en la tierra, en el rio, en el árbol, en la estrella, en el jaguar. Esto, claramente fue un proceso, pues volver a Bogotá después de estar con los tigres de Yaigojé o del Vaupés era una experiencia abrumadora. Contarle a los amigos y familiares sobre los hombres jaguares era raro, pues todo el mundo pensaba que me había fritado en la selva. La pintura fue una forma de compartir esas experiencias, no con el ánimo de convencer de que existen, sino que contarles que aun habitan tradiciones tan poderosas pero a la vez tan frágiles en el profundo amazonas.
Ahora camino entre la selva y la montaña acompañando varios procesos que se están dando alrededor del jaguar y su protección, sin importar si es un contexto académico, científico o cultural. Por ahora, creo que éste importante ser de manchas nos sigue enseñando y guiando hacia un entendimiento del vivir consciente y en equilibrio con el mundo.

  • Pago y envío

    Puedes pagar con tu tarjeta debito o crédito a traves de nuestra página web por PayU

    También es posible hacer tu pedido y usar la opción de pago manual para hacer una consignación por Davivienda o Nequi. En este caso es necesario que nos hagas llegar el comprobante de pago al celular o correo electronico de contacto

    El tiempo de entrega es entre 3-7 días habiles dependiendo de la ciudad en la que te encuentres y los productos seleccionados 

     

$400.000,00Precio